Última actualización: viernes 02 de diciembre del 2016

¿Viviría en un apartamento de 5 m2 y que vale $1.240 millones?

Foto: 123RF

November 29, 2016

El promotor inmobiliario Emperor International Holdings registró el pasado mes de octubre su último proyecto en Hong Kong, una alternativa de vivienda en una ciudad donde el valor del metro cuadrado es de los más caros del mundo.
 

Se trata de la reestructuración de un edificio comercial de 21 pisos en el connotado sector de Happy Valley, que se convertirá en un inmueble residencial con apartamentos de 5,7 metros cuadrados cada uno, un espacio más pequeño que la celda de una prisión. (Lea también: viviendas saludables, como la que alquila DiCaprio)
 

Este pequeño apartamento, que contará con cocina y baño, rompe el récord de la vivienda más diminuta del mundo y será una opción para aquellas personas que buscan tener casa propia en un mercado con altos costos.
 


Foto: google.com.co/maps
 

Hacerse con una propiedad de estas, sin embargo no es para nada una ganga. El precio de cada unidad estará en 3 millones de dólares hongkoneses, que al cambio vienen a ser unos 1.240 millones de pesos colombianos. ¿Cómo sería vivir en Marte?
 

‘Apartamentos-ataúd’
 

Y es que los altos salarios que se pagan en esa región del mundo se han conjugado con el estrecho espacio disponible para construir, lo que ha elevado a la estratósfera los precios. Aun así, siguen siendo costosos para los lugareños.
 

De acuerdo con cifras oficiales del gobierno de Hong Kong, cerca de 288.300 personas están a la espera de poder acceder a una vivienda pública y se prevé que en los próximos tres años salgan a la venta unos 5.000 inmuebles de dimensiones reducidas, que la prensa llama ‘Coffin-Apartments’, tres veces más que en años anteriores. (El apartamento más caro del mundo vale 400 millones de dólares)


 

"Para que sean asequibles, los desarrolladores construirán sus apartamentos cada vez más pequeños en lugares privilegiados, para así atender la demanda de inversionistas o jóvenes solos", dijo Thomas Lam, jefe de valoración y consultoría de Knight Frank al diario South China Morning Post.
 

La vida en espacios pequeños
 

La Organización Mundial de la Salud y varios profesionales de la psicología han estudiado la relación entre los espacios y las emociones que transmiten a quienes los habitan. (Lea también: el revolucionario pueblo que será sostenible y autosuficiente)
 

“El arquitecto y/o diseñador están en grado de crear los diversos ambientes que pueden influir en los estados de ánimo de los moradores de estos espacios, sin importar si están destinados a intereses privados, públicos o institucionales”, aseguró el psicólogo Franco Lotito.
 

Opciones para decorar
 

Si bien cada día las construcciones son más pequeñas, esto no quiere decir que no haya cabida para el diseño y la decoración. (Qué puede aprenderle Bogotá a la ‘ciudad del futuro’)
 

Para la diseñadora de interiores Nubia Baquero, la clave está en el mobiliario. “Un mueble tiene que ser multifuncional para los espacios de vienen hoy en día que son demasiado pequeños”. Por ejemplo, las camas pueden tener cajones o albergar otra cama debajo. Esta clase de muebles son prácticos y ayudan a optimizar los espacios.
 

Adicionalmente, la experta sugiere utilizar espejos, ya que duplican los espacios y generan una sensación de amplitud.
 

Otras alternativas
 

Los apartamentos de un poco más de cinco metros cuadrados no son la única alternativa de vivienda en Hong Kong. El Consejo de Servicios Sociales de la ciudad está estudiando la posibilidad de convertir contenedores en viviendas temporales, una idea que surgió en Holanda y que se está popularizando en el mundo.
 


Foto: EFE
 

En este caso, como afirmó EFE, se ubicarían en espacios subterráneos y parqueaderos abandonados, estarán equipados con baño, cocina, aire acondicionado y ventanas. La adecuación de cada unidad de 20 metros cuadrados duraría nueve meses y costarían 25.000 dólares. (Las casas portátiles también se fabrican en Colombia)
 


Foto: EFE
 

Otra opción es arrendar las denominadas ‘camas cápsulas’. Sandy Wong, un empresario chino, tiene 51 de estas distribuidas en seis apartamentos de la ciudad. El costo mensual está entre 360 y 490 dólares y se disfruta de una cama de 90 centímetros de ancho, aire acondicionado, luz e internet privado y se comparten las zonas comunes del apartamento como cocina y baño.        
 

También le puede interesar:
 

Las casas más económicas en venta en Bogotá
 

Encuentre su segundo hogar en el Llano desde $70 millones
 

Viva en el sector más exclusivo de Medellín desde $115 millones