Encuentra casa y apartamentos en venta o arriendo:

Última actualización: domingo 19 de noviembre del 2017

Cesantías, una forma para alcanzar sus sueños

Foto: 123RF

May 9, 2016

Hasta el 14 de febrero de este año es el plazo máximo que tienen las empresas para consignar las cesantías, y muchos colombianos pueden estar pensando en retirar este ahorro para comprar o mejorar su vivienda o invertirlo en educación. (Los barrios de Bogotá y los municipios aledaños preferidos para comprar vivienda)
 

Si bien  esta prestación se hizo con el fin de que los trabajadores tengan una reserva cuando estén sin empleo o cesante, también puede ser usado para educación y vivienda, como nos recuerda Andrés Vásquez Restrepo, vicepresidente comercial de Porvenir: 
 

“Su objetivo principal es amparar al afiliado en caso de quedar desempleado o cesante, sin embargo, la ley colombiana permite destinar el ahorro de las cesantías, para temas relacionados con educación del afiliado, la de su conyugué o compañero/a permanente y para comprar, construir o realizar mejoras a la vivienda”.
 

El año pasado, vivienda fue el principal destino del dinero de las cesantías de los colombianos, según el informe sobre el uso de las cesantías de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías, Asofondos. Después del desempleo, el 26,5 por ciento del recaudo fue retirado para mejorar la vivienda, es decir, un billón de pesos, y un 25 por ciento los colombianos lo usaron para compra de vivienda.
 

Que sea mayor el monto invertido en mejoras de inmuebles que en compra de vivienda, se puede explicar porque muchos trabajadores les resulta más fácil solicitar las cesantías para remodelar la casa, pues la exigencia, conforme la ley, es solo de una carta de un maestro de obra, explicó Jorge Llano a Portafolio.co, director de Estudios Económicos de Asofondos. (El lugar favorito de los universitarios en Bogotá)
 

En total, 6,5 millones de colombianos recibieron cesantías, se recaudó 4,1 billones de pesos y los colombianos retiraron 3,92 billones de pesos, que es igual al 95,1 por ciento de lo recaudado, según el informe de Asofondos.
 

¿Cómo usar sus cesantías de manera responsable? 
 

Si está pensando en usar sus cesantías, es importante estar seguro y tener un plan de ahorro para que esas prestaciones no se conviertan en dinero de bolsillo. Antes de tomar lo recaudado, piense en dejar en la cuenta del fondo de cesantías lo necesario para cubrir sus obligaciones en caso de desempleo, y el excedente de ese capital sea lo que se invierta en vivienda o educación. (Zipaquirá, una potencia en construcción en el 2016)
 

 “Es importante que el afiliado calcule el dinero que debería dejar ahorrado en caso tal que quedase desempleado y tuviera que cumplir con  sus gastos por un determinado periodo de tiempo. Habiendo hecho estas proyecciones, puede organizar sus objetivos de ahorro y proyectos  familiares en cuanto a vivienda y educación y, evaluar si es mejor dejarlas ahorradas a largo plazo o a corto plazo”, recomienda Vásquez.
 

¿Qué debe hacer para usarlas para vivienda?

Para adquisición de vivienda , las cesantías se convierten en un capital para comprar un lote, una vivienda nueva o usada o para pagar la cuota inicial del inmueble. También, los colombianos pueden retirarlas para realizar mejoras o adecuaciones en sus residencias.
 

Los requisitos para retirar sus cesantías son los siguientes:
 

- Compra de vivienda o lote: presentar la promesa de compraventa con los sellos y firmas respectivos que acrediten su originalidad. También es necesario entregar el Certificado de Tradición y Libertad del inmueble con fecha de expedición no superior a noventa días.
 

- Mejoras de la vivienda: presentar una cotización original y, después de entregar el dinero, presentar la factura legal de lo que se compró.
 

- Hipotecas: extracto de la hipoteca y la factura o paz y salvo que se genere posterior a la cancelación de la deuda.
 

Fuente: Asofondos - Porvenir